No Tengas Miedo

El Espíritu Santo me ha confiado una misión cuando salí de la iglesia donde encontré el Hombre Sediento de Dios, pero dudé en publicar el Diálogo con el Espíritu Santo debido a la naturaleza testimonial.

Al considerar la publicación, medité en la persecución de Cristo por el apóstol Pablo, y en su conversión. Mientras tanto, tuvo la siguiente revelación clara e inequívoca: “El apóstol Pablo me ha perseguido y ha narrado la persecución. No tengas miedo de publicar el artículo, porque nunca me has perseguido, y nadie te perseguirá,” Cristo me dijo. Las dos revelaciones fueron telepáticas, la comunicación de los pensamientos , emociones y deseos por mecanismos ajenos a la ciencia.

Me he dado cuenta que Cristo y el Consolador tienen diferentes personalidades. El Defensor es pragmático, mientras que el Redentor, con una personalidad magnética, es tranquilo, contemplativo y tranquilizador.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.