Caridad

 

La Caridad o el Amor es la virtud teologal por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas por El mismo ya nuestro prójimo como a nosotros mismos, por el amor de Dios. Caridad es una reina de la virtudes, porque une a Dios con el hombre en el amor perfecto, y también une a hombre con al hombre, por el amor de Jesús. Jesus ha hecho el mandamiento nuevo: “Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado.” (Juan 13:34) Cristo exige que amemos a todos, especialmente a nuestros enemigos, a nuestros hermanos, y las viudas, y amamos a los niños y los pobres como a Cristo mismo. Caridad eleva y purifica el amor humano a la perfección del amor de Dios.

El apóstol Pablo nos ha dado una definición incomparable de la caridad:

“El amor es paciente, es servicial; el amor no tiene envidia, no es presumido ni orgulloso; no es rosero ni egoísta, no se irrita, no toma en cuenta el mal; el amor no se alegra de la injusticia; se alegra de la verdad. Todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo tolera.” (1 Corintios 13:4-7)

La caridad es la más grande de las tres Virtudes Teologales. En el Cielo, la Fe y la Esperanza cesarán porque no necesitaremos la fe de lo que ya sabemos, ni esperanza para lo que ya poseemos. Pero vamos a amar a Dios y al prójimo siempre.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.