Resurrección


FELIZ PASCUA

La resurrección de Cristo es fundamental para el cristianismo (1 Corintios 15:1-4, 12-14, Romanos 10:9), y se fundamenta ampliamente en la Biblia por los cuatro evangelios y por testigos presenciales. Los Evangelios revelan la importancia intrínseca de la resurrección por las siguientes razones:

• Muestra la justicia de Dios que exalta a Cristo a una vida de gloria, porque se humilló hasta la muerte (Filipenses 2:8-9).
• La resurrección completó el misterio de nuestra redención y salvación; por Su muerte Cristo nos ha liberado del pecado, y por Su resurrección, Él ha restaurado para nosotros los más importantes privilegios perdidos por el pecado (Romanos 4:25).
• Nosotros reconocemos a Cristo como el Dios inmortal, la causa eficiente y ejemplar de nuestra propia resurrección (1 Corintios 15:21, Filipenses 3:20-21), y como el modelo y el apoyo de nuestra nueva vida de la gracia (Romanos 6: 4-6, 9-11).

Si Cristo no hubiera resucitado, nuestra Fe sería vana (1 Corintios 15:14), porque la revelación del Nuevo Testamento descansa en la resurrección. En el día de Pentecostés, Pedro argumentó la necesidad de la resurrección de Cristo (Hechos 2:24-28), y en sus propios discursos, nuestro Señor profetizó claramente su resurrección (Mateo 20:19, Marcos 9:9; 14:28; Lucas 18:33; Juan 2:19-22). Cristo Resucitado ha aparecido once veces a sus discípulos.

La resurrección es un testimonio público de la aceptación por el Padre de la obra redentora de Cristo, y es una victoria sobre la muerte y el sepulcro para todos sus seguidores. Nuestra justificación fue asegurada por su obediencia hasta la muerte, y por lo tanto Él fue resucitado de entre los muertos (Romanos 4:25). Su resurrección es una prueba de que Él había hecho una expiación completa por nuestros pecados, que Su sacrificio fue aceptado como una satisfacción a la justicia divina, y que Su sangre es un rescate por los pecadores. También es una garantía de la resurrección de todos los creyentes (Romanos 8:11, 1 Corintios 6:14; 15:47-49, Filipenses 3:21, 1 Juan 3:2).

Los cristianos creen que Jesús resucitó el domingo siguiente a Viernes de Crucifixión. El Nuevo Testamento insiste que la creencia en la resurrección de Cristo es una premisa de la fe Cristiana, porque nadie puede ser salvo aparte de él. “Porque si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” (Romanos 10:9).

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.