Conocimiento: Información Sobrenatural

 

El don de la Sabiduría utiliza el don del Conocimiento para lograr objetivos del Espíritu Santo. Él es omnisciente, pero los cristianos tienen conocimiento limitado e imperfecto; sin embargo, el Paráclito transmite, según Su voluntad, información que los creyentes nunca podrían obtener naturalmente.

El artículo Dones y Frutos del Espíritu Santo se relaciona los dones del sacramento de la Confirmación con sus frutos. Dios quiere nuestra santificación a través del desarrollo de los atributos divinos en nuestras personalidades.

Podemos desarrollar Conocimiento santificante para carismático. El artículo Desarrollo del Conocimiento Carismático denota el valor espiritual del Sufrimiento en el Conocimiento, y el artículo Nueve Carismas introduce los principales carismas.

“Jesús les preguntó: ‘Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?’ Pedro contestó: ‘Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo.’ Jesús le replicó: ‘Feliz eres, Simón Barjona, porque esto no te lo ha revelado la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los Cielos. Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.’” (Mateo 16:15-19)

El Abogado pretende prepararnos para La Gran Tribulación que precederá a La Segunda Venida de Cristo al Mundo. Los demonios estarón muy activos… busca refugio en el Espíritu Santo, los sacramentos y la Virgen María. Papa Pedro II guiará a la Iglesia durante La Gran Tribulación y observará Cristo desciendo majestuosamente y triunfantemente del Cielo.

“Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.”  (Hechos 1:9-11)

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.