Sed Misericordiosos

 

“Sed misericordiosos,como también vuestro Padre es misericordioso.”  (Lucas 6:36)

______________________________________________________________

Cristo hizo hincapié en la misericordia a Santa Faustina:

“Exijo de ti obras de misericordia que deben surgir del amor hacia mí. Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en cualquier parte. No puedes dejar o tratar de excusarte de esto.”  (Diario, 742)

“Cuando un alma se acerca a Mí con confianza, la colmo con tal abundancia de gracias que no se puede contener dentro de sí mismo, sino que las irradia sobre otras almas.”  (Diario, 1074)

Nosotros irradiamos la misericordia de Dios a los demás por nuestras acciones, palabras y oraciones. Debemos pedir al Señor que nos ayude a reconocer las diversas formas en que podemos mostrar su misericordia, entre obras corporales y espirituales de misericordia, a causa de nuestra personalidad y la situación individual en la vida.

Obras Corporales de Misericordia alivian el sufrimiento corporal:

Dar de comer al hambriento
Dar de beber al sediento
Dar posada al necesitado
Vestir al desnudo
Visitar al enfermo
Socorrer a los presos
Enterrar a los muertos

Obras Espirituales de Misericordia alivian el sufrimiento espiritual:

Enseñar al que no sabe
Dar buen consejo al que lo necesita
Corregir al que está en error
Perdonar las injurias
Consolar al triste
Sufrir con paciencia los defectos de los demás
Rogar a Dios por vivos y difuntos

Obras de Misericordia cumplen el segundo de los dos grandes mandamientos: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”  (Mateo 22:39)

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.