Decepción del Anticristo

 

“Cuídense de que nadie los engañe con sabidurías o con cualquier teoría hueca, que no son más que doctrinas humanas; pues este es el camino del mundo, y no el de Cristo.” (Colosenses 2:8)

Les he advertido sobre el Secularismo MALIGNO y también quiero alertarles contra El Anticristo, quien aparecerá en la escena mundial después de la Apostasía penetrante desarrollada por el secularismo. La Segunda Venida de Cristo ocurrirá después de la revelación del Anticristo.

“Pero hablemos, hermanos, de esa venida de Cristo Jesús, nuestro Señor, y de nuestra reunión con él. Les rogamos que no se dejen perturbar tan fácilmente. No se asusten por manifestaciones del Espíritu, o por rumores, o por alguna carta que pasa por nuestra, que dicen que el día del Señor es inminente. No se dejen engañar de ninguna manera. Primero tiene que producirse la apostasía y aparecer el adversario de la religión, el instrumento de la perdición, el rebelde que se pone por encima de todo lo que es considerado divino y sagrado, que incluso pondrá su trono en el templo de Dios para mostrar que él es Dios.” (2 Tesalonicenses 2:1-4)

Rechaza el Anticristo, el hombre del pecado, porque será un agente de Satanás buscando la perdición de la humanidad. Fortalece su sistema inmunológico espiritual con Gracia abundante. Consulte el artículo La Divina Misericordia y la Segunda Venida. Devotos católicos deben orar por católicos tibios, !VAYA A LA IGLESIA! y Vuelta a la Iglesia, para resistir a la seducción del Anticristo.

“Entonces se manifestará el adversario, a quien el Señor ha de barrer con el soplo de su boca y al que derribará cuando venga en su gloria. Al presentarse este sin-ley con el poder de Satanás, hará milagros, señales y prodigios al servicio de la mentira, para engañar y pervertir a todos los que han de perderse, a los que no aceptaron el amor de la verdad que los habría salvado. Por esta razón les dirige Dios las fuerzas del engaño, dejando que crean en la mentira. Así serán condenados al fin todos los que no quisieron creer en la verdad porque les gustaba más el mal. (2 Tesalonicenses 2:8-12)

“Hermanos, buscan y abrazan a Cristo ahora, sin demora, en el momento de la Divina Misericordia,” como se recomienda en el artículo La Parábola de la Higuera. La Iglesia Católica Romana se mantendrá invocando la Misericordia Divina y la celebración de la Fiesta de la Divina Misericordia en el domingo siguiente a la Pascua, pero el Anticristo pondrá en peligro la búsqueda de la Divina Misericordia desde su debut hasta El Fin de los Tiempos.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.