La Misericordia Infinita de Cristo

 

”Uno de los malhechores que estaban crucificados con Jesús lo insultaba: ‘¿No eres tú el Mesías? ¡Sálvate a ti mismo y también a nosotros.’ Pero el otro lo reprendió diciendo: ‘No temes a Dios tú, que estás en el mismo suplicio? Nosotros lo hemos merecido y pagamos por lo que hemos hecho, pero éste no ha hecho nada malo.’ Y añadió: ‘Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu Reino.’ Jesús le respondió: ‘En verdad te digo que hoy mismo estarás conmigo en el paraíso.’”   (Lucas 23:39-43)

El comportamiento de los malhechores es un ejemplo singular de la respuesta de la humanidad a la Misericordia Infinita de Cristo, y el artículo La Madre de Dios y la Divina Misericordia narra la confirmación de la Misericordia Infinita de Cristo por la Virgen María. Sin embargo, Él advirtió claramente Sor Faustina, el 17 de Febrero de 1937, sobre las consecuencias de nuestra respuesta a Su Infinita Misericordia.

“Las almas perecen a pesar de Mi dolorosa pasión. Yo les estoy dando la última esperanza de salvación; es decir, la Fiesta de Mi Misericordia. Si no adoran Mi misericordia, perecerán por toda la eternidad, Secretaria de Mi misericordia, escribe, habla a las almas de esta gran misericordia Mía, porque el día terrible, el día de Mi justicia está cerca.”  (Diario 965)

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.