Dios Me Envió a la Confesión

 

Llegué a los Estados Unidos en Junio de 1976, con 21 años de edad, y busqué a recibir regularmente el sacramento de la Penitencia. Me pregunté si yo era el único pecador en la parroquia, porque muchas veces era el único penitente, y por algún tiempo por desgracia busqué irregularmente el sacramento de la misericordia de Dios.

El 27 de Mayo de 2012, Domingo del Espíritu Santo, el Reverendo Patrick Martin, un padre anciano y ciego, vino a nuestra parroquia para anunciar una misión en nuestra parroquia hermana de San Antonio en North Providence, RI. El Padre Celestial luego me dio un claro mensaje inequívoco: “Vaya y confesa tus pecados al Padre Patrick porque quiero te perdonar y bendecir.” La bendición resonó en mi mente y me sorprendió… concedí que el Padre Celestial quería perdonar mis pecados, pero me sorprendió a Su llamada y Su bendición me intrigó, porque humildemente pensé que era indigno de un amor sin límites del Padre Celestial.

“Dios es Amor” fue el tema de la misión del Padre Patrick que participé y busqué la Penitencia. El confesor me guio apropiadamente y absolvió todos los pecados de mi vida. El Padre Celestial quería darme una misión bajo los auspicios del Espíritu Santo según el artículo Diálogo con el Espíritu Santo. Cristo incluso ha confirmado la misión según el artículo No Tengas Miedo.

Satanás ha odiado a las interacciones con la Santísima Trinidad y tuvó la intención de arruinar mi blog y me convertir en un falso profeta ante mis lectores. Algunos católicos me han ayudado y el Espíritu Santo me ha dado Conocimiento y Sabiduría para cumplir mi misión.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.