Fátima, 13 de Octubre 1917

 

La Virgen María prometió a los videntes que un milagro ocurriría durante su última aparición en el 13 de Octubre de 1917, porque había escepticismo rampante sobre las apariciones. El “Milagro del Sol” se produjo ante una gran multitud de aproximadamente 70.000 personas, incluyendo periodistas y fotógrafos reunidos en la Cova da Iria. Los testigos dijeron que el sol aparecia a cambiar los colores y girar como una rueda. El poeta Afonso Lopes Vieira y la profesora Delfina Lopes informaron que el fenómeno solar fue visible dentro de un radio de cuarenta kilómetros. No todos los testigos informaron ver la “danza” del sol. Algunas personas sólo veían los colores radiantes, y otros, incluyendo algunos creyentes, no vieron nada en absoluto. El video muestra que durante el “Milagro del Sol”, la multitud entró en pánico porque las personas pensaron que el sol quemaría la tierra.

El columnista Avelino de Almeida de “O Século” (el periódico más influyente de Portugal, que era pro-gubernamental en la política y abiertamente anticlerical) informó acerca del milagro:

“A los ojos de la multitud asombrada, cuyo aspecto era bíblico mientras permanecían con la cabeza descubierta, ansiosamente buscando en el cielo, el sol temblaba, hizo movimientos bruscos increíbles fuera de todas las leyes cósmicas ― el sol ‘bailó’ como dijo el pueblo.”

La Santísima Madre aseguró a los videntes durante su última aparición que llevaria brevemente para el Cielo los niños más pequeños, pero Lucía continuaría en el mundo para promover la devoción del Rosario y difundir mensajes celestiales. La Virgen María mirando triste informó a los niños que el Padre Celestial se sintia profundamente ofendido con los pecados de la humanidad.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.