Retorno de Israel

 

Salmo 83 es una Oración contra una Alianza hostil, que el Padre Celestial contesta a través del profeta Ezequiel. 

“Por eso, así dice el Señor Yahveh: Ahora voy a hacer volver a los cautivos de Jacob, me compadeceré de toda la casa de Israel, y me mostraré celoso de mi santo nombre.   Ellos olvidarán su ignominia y todas las infidelidades que cometieron contra mí, cuando vivan seguros en su país, sin que nadie los inquiete.   Cuando yo los haga volver de entre los pueblos y los recoja de los países de sus enemigos, manifestaré en ellos mi santidad a los ojos de numerosas naciones, y sabrán que yo soy Yahveh su Dios, cuando, después de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna en su suelo sin dejar allí a ninguno de ellos. No les ocultaré más mi rostro, porque derramaré mi Espíritu sobre la casa de Israel, oráculo del Señor Yahveh.” (Ezequiel 39:25-29)

Salmo 83 se refiere a una guerra regional, lo que podría ser inminente dada la reciente formación de una alianza militar entre los vecinos árabes de Israel en el Medio Oriente cargados de la guerra y el antisemitismo. Este blog no es un foro político; sin embargo, observamos Israel porque Dios ha formado la nación para traer la salvación a la Humanidad, los Judios y los Gentiles por igual, e Israel es el centro de gravedad del Apocalipsis.

Es imprudente luchar contra Israel porque Dios ha prometido protegerlos. Naciones confían en sus ejércitos poderosos en lugar del Padre Todopoderoso, cuando el resultado de la guerra ha sido escrito en la Biblia, cuyas profecías se cumplen siempre. Que Dios tenga misericordia de toda la Humanidad!  La mayor parte del  poder humano se encuentra fuera del hombre y su más grande e última fuerza es en Dios. Hermanos, movamos más cerca de Dios.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.