La Elección del Papa Pedro II

 

“Después de los Tres Días de Oscuridad, San Pedro y San Paul, después de haberen bajado del cielo, predicarán en todo el mundo y designarán un nuevo Papa.  Una gran luz parpaderá de sus cuerpos y se asentará sobre el cardenal que se convertirá  en Papa. El Cristianismo, entonces, se extendirá por el mundo. Él es el Santo Pontífice, escogido por Dios para soportar la tormenta, el Papa Pedro II. Al final, tendrá el don de milagros, y su nombre será alabado por toda la tierra. Naciones enteras vendrán de nuevo a la Iglesia y la faz de la tierra será renovada. Rusia, Inglaterra y China entrarán en la Iglesia.”

Esta es una profecía de la Beata Ana María Taigi, 1769-1837, beatificada por Benedicto XV en 1920. Nació en Italia, el 29 de Mayo, 1769 y murió en Roma el 9 de Junio de 1837. Desde el tiempo en que tenía 20 años, hasta que murió a la edad de 63 años, estuvo acompañada por una luz misteriosa en qui vio hechos pasados, presentes y futuros … algunos relativos a las luchas entre las naciones y algunas relacionadas con las almas individuales.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.