Satanás: el Maestro del Mal

 

El fallecido Padre Gabriele Amorth, el exorcista jefe de Roma, ha notado un creciente número de jóvenes que están bajo la influencia del mal. El sacerdote ha jugado una gran batalla entre el bien y el mal realizando 70.000 exorcismos durante 30 años.

“El mundo debe saber que Satanás existe, Padre Amorth dijo a la Agencia Católica de Noticias (ACN) en 2011. El diablo y los demonios son muchos y tienen dos poderes, lo ordinario y lo extraordinario. El poder ordinario es el tentar un hombre para distanciarlo de Dios y llevarlo al Infierno. Esta acción se ejerce contra todos los hombres y mujeres en todos los lugares y religiones.  Los poderes extraordinarios actúan cuando Satanás enfoca su atención en una persona. El exorcista categorizó la expresión de esa atención en cuatro tipos: posesión diabólica; vejación diabólica como en el caso del Padre Pío, que fue golpeado por el diablo; obsesiones para llevar a una persona a la desesperación y la infestación, y la ocupación por el diablo ocupa un espacio, animal o objeto.”

Padre Amorth dijo que las ocurrencias extraordinarias son raras pero están aumentando. Está particularmente preocupado por el número de jóvenes afectados por Satanás a través de sectas, sesiones y drogas. “Con Jesucristo y María, Dios nos ha prometido que nunca permitirá tentaciones mayores que nuestras fuerzas.”  Por tanto, Él danos una guía que todos pueden usar en la lucha contra Satanás.

Las tentaciones del diablo son derrotadas primero evitándolas, porque el diablo siempre busca nuestros puntos débiles, y segundo con la oración. Nosotros los cristianos tenemos una ventaja porque tenemos la Biblia, los sacramentos, los dones y los carismas del Espíritu Santo, y la oración incluyendo la Misa.

“Jesucristo” es el nombre que el exorcista Amorth llama más a menudo a expulsar demonios, pero también se vuelve a los santos para asistencia celestial. El Papa Juan Pablo II ha demostrado ser un intercesor particularmente poderoso.

“He preguntado al demonio más de una vez, ‘¿Por qué tienes tanto miedo de Juan Pablo II y yo he tenido dos respuestas diferentes. Porque interrumpió mis planes’, dijo Satanás refiriéndose a la caída del comunismo en Rusia y Europa del Este. ‘Porque sacó a tantos jóvenes de mis manos’, concluyó Satanás.”

¡La Santísima Madre es la intercesora más poderosa! El exorcista también preguntó a Satanás: “¿Pero por qué estás más asustado cuando invoco a Nuestra Señora que cuando invoco a Jesucristo?” Él me respondió: “Porque estoy más humillado de ser derrotado por una criatura humana que ser derrotado por Él.”

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.