Pecados contra el Espíritu Santo

 

  1. Impenitencia Final

El pecado ocurre cuando alguien simplemente se niega a aceptar el perdón y la misericordia por sus pecados. Las personas no están dispuestas a permitir que el Espíritu Santo las libere de la esclavitud de sus pecados, porque las personas creen que son indignas de ser perdonadas.

  1. Presunción

La presunción es lo opuesto a la Impenitencia Final.

Las personas pecan gravemente cuando presumen del perdón de Dios. Ellas pecan deliberadamente porque saben que Dios es misericordioso, presuponen Su misericordia, pero obtienen la ira de Dios en lugar de Su misericordia.

Las personas presuntuosas no se arrepientan por sus pecados. Tales personas siguen culpables de los pecados cometidos, y además incurren en el pecado de la presunción.

  1. Desesperación

La desesperación es un pecado contra el Espíritu Santo por la pérdida de la esperanza. Es una virtud teológica por la cual confiamos en obtener un bien futuro.

  1. Resistir a la Verdad Conocida

Jesús les dijo a sus apóstoles poco antes de ascender al Cielo, “El Espíritu Santo vendrá y los ayudará, porque el Padre lo enviará para tomar mi lugar. El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he enseñado.”  (Juan 14:26)

El trabajo del Espíritu Santo es llevar a todos los hombres a la verdad. Sin embargo, podemos resistir con vehemencia a la verdad.

  1. Envidia del Bien Espiritual de Otros

Sea feliz con lo que usted consigue; el contentamiento es una virtud perdida en nuestra cultura.

  1. Obstinación en el Pecado

En lugar de tener la humildad de admitir que están equivocadas y necesitan arrepentirse, las personas persisten en el pecado. Ellas no dan al Espíritu Santo espacio para operar y le rechazan completamente mientras aumentan su orgullo.

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.