Paquete de los Pecados contra el Espíritu Santo

 

Escribí distintivamente los artículos complementarios Hombre Sediento de Dios y el subsiguiente Diálogo con el Espíritu Santo.  “Trae almas a mí”, dijo el Espíritu Santo.

Perplejo y asombrado, era un pecador melancólico carente de los antecedentes teológicos formales para la evangelización. No Señor, hay personas adecuadas para la evangelización y soy incapaz e indigno de servirte. “Te quiero, pero eres libre de repudiarme”, confirmó el Espíritu de Dios.

Luego recordé la reverencia al Espíritu Santo que había aprendido en las Azores, una región autónoma de Portugal, donde nací. Me di cuenta de que podía arriesgar la salvación eterna ― El Significado de la Vida ― y por tanto respondí me rindo a Ti Señor. “Ven Espíritu Santo” y “Rendirse al Espíritu Santo” son expresiones capitales de reverencia al Consolador, que aprecia el compromiso, la acción y el logro.

Sieguen artículos con hipervínculos en orden descendente.

La Blasfemia contra el Espíritu Santo

Pecados contra el Espíritu Santo

El Perdón del Espíritu Santo

Obediencia al Espíritu Santo

 

Advertisements
This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.